viernes, 25 de mayo de 2012

Monitorean científicos población saludable de salamandra michoacana de arroyo una especie en extinción

mexico ambiental
La salamandra michoacana de arroyo (Ambystoma ordinarium), es una especie endémica de Michoacán que es estudiada por investigadores michoacanos en la parte alta del río Chiquito de Morelia. Está categorizada en peligro de extinción. Foto: INIRENA


Morelia, Michoacán, México, 30 de abril de 2012, México Ambiental.- A pesar de los severos niveles de contaminación en toda la microcuenca baja del río Chiquito en Morelia, investigadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo encontraron una población sana y vigorosa de salamandra michoacana de arroyo (Ambystoma ordinarium) una especie endémica de Michoacán establecida en la parte alta del río Chiquito en los bosques del sur de la capital michoacana y cuyo hábitat se encuentra insólitamente en condiciones saludables para sostener la población de este anfibio.

Así lo revela el estudio Abundancia, actividad espacial y crecimiento de Ambystoma ordinarium que lidera el maestro Javier Alvarado Díaz con la participación de la bióloga María Alicia Montes Calderón y la Dra. Ireri Suazo Ortuño del Instituto de Investigaciones sobre los Recursos Naturales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. 

Alvarado Díaz explicó que la salamandra michoacana de arroyo (Ambystoma ordinarium) es una especie endémica de los estados de Michoacán y México que habita arroyos y manantiales de la Cuenca Lerma-Santiago en la Faja Volcánica Transmexicana. 

Debido al grado de endemicidad y degradación de hábitats la salamandra de río, esta especie se considera en riesgo de extinción globalmente por lo que está enlistada como Amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y Recursos Naturales (IUCN 2011). En México está enlistada como Sujeta a Protección Especial en la norma oficial mexicana NOM 059-Semarnat.

Para el científico michoacano la importancia de esta investigación radica en que las salamandras de la familia Ambystomatidae son componentes importantes de los ecosistemas acuáticos ya que frecuentemente son especies clave en las comunidades a las que pertenecen, por lo que se ha desplegado un monitoreo de la población que continúa hasta ahora.

En estos hábitats acuáticos esta especie de salamandra es el depredador máximo pues ocupa el nicho de los peces que están ausentes en forma natural en este tipo de arroyos, por lo que puede constituir la mayor proporción de biomasa animal y tener así un papel importante en la transferencia trófica y flujo energético, señaló el jefe del Departamento de Zoología del laboratorio de Herpetología en el INIRENA al referir que además esta especie se convierte en un indicador de la salud de estos cursos de agua.

Javier Alvarado explicó que la escasez de información sobre características poblacionales como densidad, tamaño poblacional, crecimiento y actividad espacial, se constituye en un componente crítico para diseñar estrategias de conservación de especies como la propia salamandra de arroyo por lo que estos datos permitirán proponer acciones para su protección y conservación. 

mexico ambiental
Explicó que la investigación de campo se realizó de marzo a mayo de 2006 y se efectuaron seis muestreos con actividades de marcaje y recaptura para estimar la abundancia, crecimiento y actividad espacial de esa población de Ambystoma ordinarium en una sección de 100 metros del arroyo de montaña conocido como río Chiquito en la localidad de Agua Zarca de la microcuenca Río Chiquito en el municipio de Morelia, Michoacán. El monitoreo de esta población continúa.

Comentó que en las márgenes del arroyo se presenta vegetación de galería y laderas cubiertas por vegetación de pino y encino. En el área de estudio se identificaron remansos, pozas y rápidos con una profundidad promedio de 30 centímetros y una temperatura promedio de 15 °C que se pueden considerar apropiadas para el desarrollo de esta especie.

En campo se capturaron y marcaron 190 ejemplares, recapturándose al menos una vez 85 individuos que representa 44.7 por ciento de los individuos. Se determinó una abundancia promedio de 111.6 individuos en tanto que la densidad promedio estimada fue de 0.39 individuos por m2.
Aunque los resultados sugieren un incremento poblacional de esta salamandra entre 2003 y 2006, no pueden considerarse definitivos. Sin embargo, la información sobre la abundancia y densidad podrá ser usada como línea base para comparar en el futuro tendencias poblacionales de esta especie y determinar así la mejor estrategia de protección y conservación dijo Javier Alvarado, quien fuera director del Instituto de Investigaciones sobre Recursos Naturales de la UMSN en el período anterior.
 
*El maestro en ciencias Javier Alvarado Díaz fue el investigador responsable del estudio Abundancia, actividad espacial y crecimiento de Ambystoma ordinarium en el que participaron además la bióloga María Alicia Montes Calderón y la Dra. Ireri Suazo Ortuño. Foto: INIRENA